Ivonne Hurtado

"Yo soy la puerta" dice una antigua máxima esotérica, porque cada uno de nosotros es la puerta de su propia vida.