Cuarentena de sombras

Es cierto, a ratos parece que esto del bendito #virus #pandemia #cuarentena #ahoratodoonline #crisis #nuevanormalidad no se va a acabar nunca. A mi en lo personal hay cosas que me ha costado más lidiar, entre esas el ruido, siento ruido energético, bullicio mental como que la mente de 3/4 de la humanidad hubiese entrado en estrés. Creo que al igual que todos en algún momento tuve que adoptar una postura, definir una decisión frente al devenir de la situación. Y seguir.

Hoy hablaba con un amigo acerca de como esta situación sistémica tan distinta, ha puesto en evidencia el lado B de todos, y nos ha obligado a procesar nueva información y reorganizar, cambiar el orden de jerarquía de amistades, relaciones laborales, de pareja y de familia. Re organizar la vida sirve; pero sin duda, es incómodo.

Debo confesar que lidiar con la sombra de otros no ha sido difícil, lo duro ha sido lidiar con la mía. He tenido que aprender a cargar y aceptar el dolor de defraudar profundamente a alguien amado, si no me hubiese pasado no creería que es posible: amar a alguien y no ser capaz de darle lo que necesita. Porque simplemente lo que te pide no se lo puedes dar, y con una vuelta más de sinceridad, la verdad es que no se lo quieres dar. Difícil, pero es así fallar duele y fallarle a otros duele aún más.

Con la sombra pasa algo raro, los otros siempre la ven. Nunca está oculta pero es uno mismo que no la asume o no la termina de reconocer. Astrológicamente todo esto es influencia de las benditas conjunciones de Júpiter y Plutón que están acrecentando lo que no se veía. Cuando era más joven y llevaba poco tiempo trabajando como ingeniera, alguien me dijo que era un cachorro Bulldog, dijo: ¿te das cuenta que eres un perro de pelea? ¿ y que lo más peligroso de un perro de pelea no es cuan bravo es, sino que no tiene miedo a morir?. En ese momento me molestó, guardé silencio y lo tomé como una muy infundada crítica de alguien que no me conocía y le molestaba mi forma de trabajar. Hoy haciendo memoria, algo similar me han dicho distintas personas en distintos momentos de mi vida. No creo ser un perro de pelea, pero si entiendo que a ratos muchos me puedan ver así, lo que si me importa es alejar a quien siente eso. Si te doy miedo, no te quedes a mi lado.

Plutón revela la oscuridad y en general los miedos habitan en ella, el miedo a la soledad, el miedo a ser abandonado, el miedo a la infidelidad, el miedo a ser engañado, el miedo a ser usado, el miedo a no valerse por si mismo, el miedo a no ser suficiente, el miedo a no ser aceptado, el miedo a no ser elegido, el miedo a no ser lo más importante, el miedo a perder un gran amor, el miedo a que nunca llegue un gran amor, el miedo a perder la estabilidad, el miedo a la enfermedad, el miedo a la muerte de un ser querido, el miedo a la propia muerte. Nadie se puede hacer cargo de los miedos de otro, porque son de otro, así corto y simple.

No todo es amable, no todo es políticamente correcto, no todo es como nos gustaría o como lo necesitamos, pero no todo es todo. Uno siempre elige cómo mirar y dónde mirar.

La vida es mucho más que el miedo, y hay un horizonte de caminos, más allá de él.

Yo eliJo vivir libre